reservas
Rutas

Hoyon de Yugueros

Salimos del ayuntamiento y por la calle padre Isla, cruzamos el paso a nivel de F.E.V.E, unos metros más adelante el gran Nogalón del barrio la Chimenea nos da la bienvenida. Es uno de los árboles más singulares de la villa digno de ser conservado. Este barrio acoge uno de las ruinas industriales más importantes de Cistierna, una antigua chimenea para la fabricación de ovoides propiedad de Don Esteban Corral.

Abandonado ya el casco urbano atravesamos hacia el puente una terraza contigua al Esla que alberga un yacimiento del paleolítico al igual que la campera Mateo lugar al que nos dirigimos tras pasar el río por el puente de Yugueros.

La campera Mateo es la atalaya dónde divisamos la villa de Cistierna al pié del macizo de Peñacorada, incluso intuimos la ermita de San Guillermo a unos quinientos metros sobre la población, entre el pinar.

El soto, sobre el hermoso puente de cantería por el que pasa el ferrocarril, resume en su breve isleta la diversidad de la vegetación de ribera, representada por fresnos, sauces, alisos, chopos y cerezos silvestres, refugio de aves como las garzas, el martín pescador y algunos mamíferoscomo la nutria, en otros tiempos tan abundante.

Entre tomillares y cantuesos arranca de la campera Mateo un camino forestal que se adentra en un bosque autóctono de roble, llamada esta especie en el país rebolla.

A derecha en el sentido de la marcha el reguero San Andrés y la gran eminencia de la Corona, el ámbito castreño prerromano tan abundante en la montaña de Riaño.

En el camino admiramos la gran riqueza micológica y forestal visible en los grandes robles que a trechos se nos aparecen, sólo conservados por el derecho consuetudinario de nuestros antiguos concejos montañeses.

Pasada media hora salimos del bosque a la hermosa campera de la fuente los pastores, fuente de aguas perennes a no ser en los años de fuerte estiaje.

Por debajo de la fuente los pastores, en una pequeña mota sobre el reguero San Andrés se encuentra el despoblado medieval de San Vicente de Llera, definido en su contorno por restos defensivos que nos hablan de sus orígenes prerromanos y aún de la conquista romana. Lutero es otra eminencia próxima a San Vicente de Llera, que comunica visualmente con la Corona y el Murrial. Lutero viene de Lucario “lugar de las luces”.

Por encima del Lutero el camino nos dirige a los restos de lo que parece ser un recinto campamental romano del tiempo de la conquista de Cántabros y Astures situado en el mismo límite de las dos tribus. En línea con uno de los muros interiores, y protegido por un muro en dirección sur, aparece “el Hoyón” o “Panera de los Romanos” como es conocido en Yugueros, hueco excavado en el suelo para el almacenamiento de cereal en la campaña de los Romanos.

Podemos volver por el camino andado o bajar por pista forestal hasta Mercadillo dónde antiguo puente de origen romano o por Valdeladrones valle descendente desde los corrales de Yugueros a el molino de Teodoro, Valdeladrones viene mencionado en el libro de la montería de Alfonso XI como“buen monte de oso e puerco en verano”.

FUENTE: www.cistierna.es

Descargar PDF