reservas
Puntos de interés

Museo del Ferroviario de Cistierna

El 11 de agosto de 1894 cambió la historia de Cistierna. Ese día, fecha en que quedó oficialmente inaugurada la línea férrea que unía La Robla con Valmaseda, aquélla se convirtió en ciudad ferroviaria. Adquiría con ello un valor añadido específico con respecto a un entorno que se había ordenado en torno al complejo minero e industrial de Sabero. Ubicada en el punto kilométrico 54,27 del nuevo ferrocarril, la estación de Cistierna, localidad que contaba con apenas 500 habitantes en aquellas fechas, se convertiría en el espacio a través del cual una comarca comenzaría una nueva relación con el mundo.

Tras años de decadencia y crisis, la plena recuperación de la funcionalidad de la línea férrea en la última década no sólo no ha dificultado, sino que ha propiciado el que se activen proyectos que, con un ánimo integrador, abran nuevas vías de desarrollo a un vasto territorio necesitado de nuevos planteamientos estratégicos tras el lento proceso de abandono de sus actividades económicas históricas.

El Museo del Ferroviario se ubica en el antiguo economato del Ferrocarril de La Robla-Bilbao. El edificio alberga en una primera sala un ámplio conjunto de objetos que acompañaban la vida de los trabajadores del ferrocarril, desde el montaje de las vías del tren a la Oficina del Jefe de Estación. En otra sala, de audiovisuales, se presenta una muestra de fotografías que ya son historia del ferrocarril y una proyección que resume los más de 100 años de vida del Ferrocarril Hullero.

El Museo del Ferroviario se completará con el taller de reparación de locomotoras, en proceso de documentación, restauración y musealización.



Horario de apertura al público

De martes a domingo (incluido festivos):

Mañanas: de 12:00 a 14:00 h.

Tardes: de 17:00 a 19:00 h.

Lunes cerrado



Para visitar el Museo es necesario llamar para reservar a los teléfonos: 987700002 o 638025850



http://www.cistierna.es/index.php/Turismo/Museo_del_Ferroviario/Museo_del_Ferroviario